The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Más de 20 muertos en un doble atentado en una catedral en Filipinas

Redacción TO
Última actualización: 27 Ene 2019, 11:10 am CET
Foto: WESMINCOM Fuerzas Armadas de Filipinas | AP

Al menos 27 personas han muerto y otras 77 han resultado heridas por la explosión de dos bombas en la catedral de la ciudad de Jolo, una isla del sur de Filipinas que es bastión de militantes islamistas, ha anunciado el ejército del país. El ataque ocurrió justo cuando los fieles acudían a misa, y pocos días después de un referendo para dar mayor autonomía a la región, de mayoría musulmana, informa la cadena alemana Deutsche Welle (DW).

La primera explosión se produjo en el interior de la catedral la mañana de este domingo, mientras se celebraba misa. Cuando las tropas llegaron, se produjo una segunda explosión, ha dicho a la AFP el portavoz militar regional Gerry Besana.

En fotos publicadas por la policía regional podían verse escombros esparcidos cerca de la entrada de la iglesia y un camión militar dañado.

"Usaremos toda la fuerza de la ley para llevar a los responsables de este incidente ante la justicia", ha expresado en un comunicado el secretario de Defensa, Delfin Lorenzana.

El Ejército ha señalado que trasladó por vía aérea algunos de los heridos a la cercana ciudad de Zamboanga para proporcionales tratamiento médico.

"Probablemente sea un acto terrorista. Son personas que no quieren la paz. Es una pena que esto ocurra justo después de que se aprobara la ley sobre Bangsamoro", ha dicho Besana, en referencia a la región autónoma que los filipinos respaldaron crear en un referéndum celebrado esta semana.

Joló se encuentra en dicha región, bautizada Bangsamoro y de mayoría musulmana. La isla es también una base del grupo islamista Abu Sayyaf, acusado de los peores ataques en la historia del país.

El establecimiento de esta zona en un territorio de mayoría musulmana –dentro de un archipiélago mayoritariamente católico– busca restablecer la paz después de décadas de un conflicto que dejó decenas de miles de muertos.

Grupos musulmanes tomaron las armas en los años 1970 para reclamar la autonomía o la independencia del sur de Filipinas, que consideran su tierra ancestral. La insurrección dejó 150.000 muertos.

La provincia de Sulu, en la que se encuentra Joló, votó en contra de la creación de esta región autónoma del sur de Filipinas, que se espera que traiga paz y desarrollo tras décadas de combates que dejaron miles de muertos y sumieron a la zona en la pobreza.El gobernador de Sulu planteó dudas ante la Corte Suprema sobre la ley que establece esta nueva área.

A pesar de la votación de Sulu, la legislación establece que la provincia esté incluida en la nueva entidad política, ya que los votantes de la actual región autónoma se pronunciaron a favor en su conjunto.