The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Al menos 16 muertos y 38 heridos en una explosión en Afganistán

Redacción TO
Última actualización: 14 Nov 2018, 6:17 pm CET
Foto: AP | AP

Al menos 16 personas murieron y otras 38 resultaron heridas, cuando un contenedor cargado de explosivos estalló mientras las fuerzas de seguridad trataban de desactivarlo en Kandahar, en el sur de Afganistán, han informado a Efe una fuentes oficiales. La detonación ocurrió sobre las 12.00 horas local en una tienda de reparación de coches en Kandahar, capital de la provincia homónima, causando importantes daños materiales y la muerte de al menos 16 personas, ha dicho el portavoz del gobernador provincial, Dawood Ahmadi.

"Hay 16 personas muertas, incluyendo cuatro miembros de las fuerzas de seguridad, y 38 heridos, incluyendo 9 niños", ha agregado la fuente. En un principio, el portavoz ha dicho que el estallido se había debido a la explosión de un coche bomba, pero posteriormente detalló que se trató de un contenedor lleno de explosivos y munición.

El portavoz de la Policía de Kandahar, Zia-ul-Rahman Duranai, ha explicado a Efe que las fuerzas de seguridad recibieron información de inteligencia sobre la presencia de un arsenal de explosivos y armas en un garaje. Posteriormente, descubrieron que estaban dentro de dos contenedores de carga que estaban siendo utilizados como tiendas.

"Cuando nuestro equipo técnico abrió el primer contenedor había chalecos suicidas, munición y lanzagranadas. Había un segundo contenedor, los explosivos que estaban dentro detonaron al abrirlo", ha detallado la fuente, que ha precisado que la detonación hizo también saltar por los aires el arsenal del primer contenedor.

Duranai ha precisado que entre los muertos se encuentran cuatro miembros de las fuerzas de seguridad, mientras que entre los heridos hay policías y efectivos del Directorio Nacional de Seguridad (NDS, en inglés), la principal agencia de inteligencia afgana. Varios civiles que se encontraban en viviendas de las inmediaciones se encuentran también entre las víctimas. Ningún grupo insurgente ha reclamado todavía la autoría de la acción.

Hace tres semanas, 11 niños murieron y otras 17 personas resultaron heridas, entre ellas cinco soldados rumanos de la OTAN, en un ataque suicida contra un convoy de las fuerzas aliadas en la provincia de Kandahar. Desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015, el Gobierno de Kabul ha ido perdiendo terreno ante los talibanes hasta controlar apenas un 56% del país, según el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR) del Congreso de Estados Unidos, informa Efe.