The objective


Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 50

Notice: Trying to get property 'term_id' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 51

Notice: Trying to get property 'slug' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 52

Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/staging/wp-content/themes/newobjective/functions-includes/api-functions/getters.php on line 53

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Acusan a China de utilizar Twitter y Facebook en contra de los manifestantes en Hong Kong

Redacción TO

Twitter y Facebook han acusado a las autoridades chinas de utilizar cerca de un millar de cuentas de Twitter, y en menor medida de páginas de Facebook, para desacreditar y dividir a los manifestantes prodemocracia en Hong Kong.

Así lo asegura Twitter en un comunicado en el que señala que ha suspendido 986 cuentas que "están coordinadas en el marco de una operación respaldada por el Estado" chino para "socavar la legitimidad y las posiciones políticas" de los manifestantes.

"Identificamos amplios conjuntos de cuentas que se comportaban de manera coordinada con el fin de amplificar los mensajes sobre las manifestaciones en Hong Kong", ha subrayado la compañía.

Facebook, informado por Twitter, ha hecho lo propio y ha suprimido siete páginas, tres grupos y cinco cuentas, también "vinculados a individuos asociados al gobierno de Pekín", según ha señalado el jefe de las políticas de ciberseguridad de la red social, Nathaniel Gleicher.

Las personas que dirigieron la campaña utilizaron "tácticas engañosas", incluidas numerosas cuentas falsas para hacerse pasar por organizaciones de noticias, difundir contenido y dirigir a la gente a los sitios de noticias, ha indicado Gleicher.

"Con frecuencia publicaban sobre noticias y asuntos políticos locales, incluidos temas como las protestas en curso", ha asegurado Gleicher, y ha añadido: "Aunque quienes promovían esta actividad intentaron ocultar sus identidades, nuestra investigación encontró vínculos con personas asociadas con el Gobierno chino".

Twitter ha recordado que su servicio está prohibido por el Gobierno de China continental, cuyos agentes han debido paradójicamente recurrir a una VPN (una red virtual que permite burlar las restricciones para operar, por ejemplo, en una determinada área geográfica). Otros agentes han utilizado direcciones IP desbloqueadas con ese objetivo.

La red social afirma haber suspendido un total de 200.000 cuentas antes de que llegasen a estar realmente activas.

Facebook, que también está prohibido en China continental, ha señalado que cerca de 15.500 cuentas seguían alguna o varias de las páginas que acaban de ser suprimidas de su plataforma.

Desconfianza y confusión

El movimiento de protesta en Hong Kong fue provocado por la oposición generalizada a un plan para permitir extradiciones a China continental, pero devino en un movimiento más amplio por los derechos democráticos.

A lo largo de varias semanas de protestas, que han involucrado a millones de personas en Hong Kong, los rumores en internet y las teorías conspirativas han sembrado la confusión y profundizado la desconfianza.

Desde unas imágenes de 2011 de soldados surcoreanos presentados falsamente como militares chinos listos para una "invasión", a fotografías manipuladas que exageran el tamaño de las manifestaciones, los ciudadanos de Hong Kong han sido bombardeados desde ambos lados.

Los videos y las fotografías de protestas o incidentes violentos, a menudo editados o manipulados selectivamente para apoyar un punto de vista particular, han circulado rápidamente en las plataformas de redes sociales, pero también en grupos de chat privados como Weibo o WhatsApp.

Los medios estatales son utilizados habitualmente en China para desacreditar las movilizaciones en favor de la democracia, señala la abogada Rachel Lao, integrante de un grupo legal prodemocracia. "El Partido Comunista Chino es experto en crear confusión entre el público en China y en desprestigiar a estos movimientos", ha asegurado a AFP.