A diferencia del ser humano, el bonobo prefiere los dominantes a los amables

General

A diferencia del ser humano, el bonobo prefiere los dominantes a los amables
Foto: Finbarr O Reilly

El bonobo, el primo más cercano del hombre en el reino animal, se siente más atraído por las personalidades dominantes e insensibles que por las gentiles y amables, según revela una investigación publicada en la revista científica Current Biology.

El bonobo, mucho menos agresivo que el chimpancé, es considerado un animal pacífico dispuesto a cooperar, según las observaciones de los científicos. Este estudio, apuntan sus autores, apoya la idea de que la tendencia a evitar individuos agresivos es uno de los comportamientos que diferencian a los humanos de otras especies.

Incluso después de tres meses, el ser humano muestra la capacidad de distinguir a las personas agradables de los «malos» y prefiere interactuar con personas dispuestas a ayudar a los demás, como ya habían demostrado estudios previos.

Para determinar si el bonobo comparte estos mismos rasgos sociales, los científicos de la Universidad de Duke, en Carolina del Norte, realizaron una serie de pruebas con bonobos adultos del santuario Lola Ya, en la República del Congo.

A diferencia del hombre, el bonobo prefiere los dominantes a los gentiles 1

Grupo de bonobos en el santuario de Lola Ya, en el Congo. | Foto: Goran Tomasevic/Reuters

Para ello, mostraron a 24 bonobos un dibujo animado en el que un personaje trata de subir una colina con dificultad. Entonces aparecen dos protagonistas: uno trata de ayudarlo y el otro lo empuja para hacerlo recular. Más tarde, colocaron un pedazo de manzana debajo de una representación impresa de cada uno de los dos protagonistas para ver dónde iban primero los bonobos.

Los investigadores realizaron otra prueba a estos animales. En concreto, mostraron un video de un humano arrojando un peluche demasiado lejos como para recuperarlo. Una segunda persona interviene para devolvérselo, pero un tercero lo agarra y se lo lleva.

Según los científicos, los bonobos podrían ver en la aspereza un signo de alto estatus social y, simplemente, buscarían ponerse del lado de los individuos dominantes.

Para los humanos, dejar de lado a los que maltratan a los demás ayuda a evitar malas parejas, y también desalienta estos comportamientos autoritarios por temor a ser rechazados socialmente.

Privilegiar a individuos sociables y amigables es la clave dentro de las sociedades humanas para trabajar en armonía a gran escala, según han descubierto los científicos de este estudio.